Amistad ,Fantasmas ,Vida

Manifiesto sobre los malos consejos de fotografía

22/04/2021, 0 Comments

Cuando empezamos con la fotografía, cogemos consejos que los hacemos como mantra. Algunos son útiles, en cambio, otros me han enseñado con la experiencia de que no son tan buenos consejos. 👇🏼

📝📷 Céntrate en un solo proyecto hasta terminarlo. Básicamente te están diciendo que te dejes de mierdas, pero ¿qué ocurre si no me sale o me atasco? ¿Lo dejo todo y no fotografío más cosas? Hacer otras cosas creativas te ayuda a limpiar, ya que pueden salir nuevas ideas. En cambio, centrarse en un solo tema puede frustrar y perder el tiempo. Diviértete, disfrútalo, que esto no es como cuando éramos pequeños y ese  día tocaba lentejas para comer, que te las tenías que comer sí o sí.

📝📷 Nunca te salgas de tu estilo. A veces necesitamos salir de nuestra zona de confort y explorar. Por culpa de consejos así, puede hacer que no hagas más fotografías por  hacer lo que alguien te ha dicho que no hagas. Por suerte, me di cuenta  de que esto no va de lo que el otro quiere. Esto va de lo que tú, como fotógrafa/o, quieres hacer. No necesitas permiso de nadie para ser tú.

📝📷 Deshecha. «Esta no me dice nada» o «es buena, pero la otra me cuenta más» son  consejos muy populares. Es cierto que, cuando empiezas a fotografiar, eres incapaz de encontrar la diferencia entre algo esencial y detalles que no llevan a nada. Pero si deshechas, acabarás cargándote todo. A veces esos «sobran», son los más importantes. No es que no funcione  porque están mal, pero normalmente son fotografías de  no-sé-cómo-contarlo. Otras formas de explicar esos conceptos es hacer  más y más fotografías hasta llegar a lo que quieres mostrar, o buscar  otros medios (textos, tirar de archivo…)

📝📷 Fotografía de lo que no sabes. Que de adolescente fuese una punki no significa que vaya a fotografiar a  punkis en la plaza de Lavapiés. ¿Qué te puedes basar en tus  experiencias? Sí, pero también queremos fotografiar como Cristina de  Middel o como Alec Soth, a pesar de nunca haber estado en la luna o en  el Missisipi. Lo que quiero decir es que seguro que llega un momento en  que quieres fotografiar desde otro punto de vista, y a veces esas  situaciones no tienen nada que ver con nosotras/os.

📝📷 Justifícate. Este es el consejo TOP de los TOP. Si los consejos fuesen una canción, ésta sería el «Highway to Hell»  de Ac/Dc. Al menos, el que más brasa te dan. Vale que a veces nos  pasamos y explicamos un texto de dos páginas cuando perfectamente se  puede resumir en dos líneas. Pero parece ser que tampoco basta con decir  que tenías un mal día o simplemente te apetecía. No. Tienes que mostrar  el dolor en las lágrimas y la ira en los nudillos rojos.

📝📷 El infierno de los desenfoques.  El desenfoque muchas veces es el recurso del fotógrafo/a vago/a. Las  usamos para atajar y a veces te puede ahorra media página de  justificación (¡Qué suerte, te falta menos para quedarte con dos  líneas!), pero te ofrecen un sabor dulce, aromático, liviano y amable…  Hay desenfoques que funcionan y también los hay que no. Pero el lenguaje  de la fotografía es como una navaja suiza, tendrás un millón de  herramientas, pero solo necesitas la cuchilla y el sacacorchos… Y no  estoy muy seguro de que el sacacorchos sea realmente útil.

📝📷 Desecha, parte 2. ¿Te acuerdas del «Esta no me dice nada»? Pues hay una aún peor: «Si una  fotografía te gusta demasiado, mátala.» Este consejo es el Kill your darlings de la fotografía. Y duele, porque te has enamorado profundamente de  ella. Cuando estamos empezando, somos ese tipo de personas que nos  liamos con la persona menos apropiada. Esas fotografías son nuestras  relaciones tóxicas. El problema viene cuando son realmente buenas.  Entonces ¿por qué deshacerse? ¿Cómo hacer para que la gente le guste  tanto como a ti? Creciendo. Crece como fotógrafa/o y si sigues  enamorada/o de esa fotografía, serás capaz de que también la amemos.  ¿Por qué? Porque tendrás estilo propio y personalidad como para coger  esa foto y hacer algo con ella hasta encajarla en tu historia.

📝📷 Tienes que juntarte con otras/os fotográfos/as.  ¿Necesitas relacionarte con personas que hacen lo mismo que tú? Sí  ¿Necesitas que éstas personas quieran ver tus fotos, incluso semanas  antes de sacar el fotolibro? No siempre. Te van a dar mil razones de por  qué no les gusta y de cómo lo harían. Y de cinco opiniones, te vas a  quedar con una (seguramente porque profundizó en el tema). Las otras  cuatro, no podrás hacer mucho con ellas (o nada). Sé firme y ten  personalidad. Quédate con los buenos consejos y tira a la basura todo lo  que sobre.

Y hasta aquí puedo leer.

No sé si me queda  alguno, pero si tienes algún consejo de la fotografía que te ha hecho plantearte el harakiri, coméntamelo y así compartimos batallitas. 🙃


Sé mi Patreon

0 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *