Sobre todas las cosas, a pesar de la incertidumbre, fotografío.

También soy educadora visual y me gustan las patatas fritas.

Lo que importa no es lo que miras,
sino cómo lo miras.


Nací en Madrid y crecí en un pueblo de la sierra, Guadarrama, hasta los nueve años. A esa edad quería ser hippie y más tarde criminóloga. Lo primero casi lo consigo, pero me quedé en nómada. Lo segundo no tanto, aunque se me habría dado genial.

A los 12 años la fotografía me encontró, y para mi sorpresa -y la de mis padres, no nos engañemos- gané repetidas veces el certamen de Guadarrama. Fue una época que fotografié mucho, pero también tuve periodos largos en los que me sentí desencantada.

Al final, ni hippie ni criminóloga, sino animadora sociocultural. Sí, yo también creía que mi destino iba a ser otro, pero estudiar este ciclo solo era un paso más para llegar a mi pasión.

Trabajé en varios centros sociales y viví situaciones muy distintas. Algunas feas y otras maravillosas. Aprendí mucho en el camino y fue un desarrollo personal de poner en valor la empatía, la cooperación y la afinidad, y a ayudar a la comunidad en sus procesos de cambio, reflexión y búsqueda en el camino.

Cuando creía que ese iba a ser el mío, la fotografía me buscó -de nuevo- las cosquillas, por lo que empecé a utilizar la cámara como herramienta social en los espacios cotidianos.

Y ya, por fin, estudié fotografía. Primero un ciclo de dos años, después un Máster de Creación y Producción, y más tarde me especialicé en un curso de fotografía contemporánea, además de realizar el curso de fotoperiodismo y reportaje.

He aprendido a contar historias con imágenes, a crear una narrativa y también a sacar lo mejor de cada persona.

Tal vez no consiguiese llegar a ser criminóloga, pero de algún modo a través de la fotografía, consigo descubrir, dudar, cuestionar y analizar el mundo que me rodea.

Y mejor todavía: me acerca a las personas.

La creación en relación con lo cotidiano y a través del individuo con su entorno, es para mí como un espejismo que se va revelando de forma sutil y sugerida.

¿No es esa, acaso, la magia de la fotografía? Partir de una ausencia (íntima) para después dialogar.

Y así fue como la fotografía me conquistó: dialogando y conociendo historias de personas cuya esencia les hace ser increíbles y únicas.

Tener la capacidad de captar esa esencia con mi cámara y poder acercar la fotografía a todos los públicos, es lo que hace que sea fotógrafa y educadora visual.

Bueno, y por mi historia también.

Resumiendo: retrato y te acompaño en tus procesos creativos. Pero si es con patatas, mejor.

¿Te gustaría trabajar conmigo?

Aquí puedes ver mis servicios.

Aquí empieza tu cambio.


Mi objetivo es ayudarte a reforzar y potenciar tu imagen. Lo único que vas a necesitar son ganas.

A veces, necesitamos ayuda.


No solo enseño a construir una nueva mirada, también ayudo a llevar a cabo tus proyectos.



Como he llegado hasta aquí.

Estudié fotografía en Espai d’art Fotogràfic, Universidad de Valencia y EFTI.

En 2014 estudié la diplomatura de fotografía en la escuela Espai d’art Fotogràfic (Valencia) y en el 2016 realicé el Máster de Producción y Creación (con titulación de la Universidad de Valencia) gracias a la beca que el mismo centro ofrece.

En el 2017 pude especializarme en el curso de creatividad y estrategias en la fotografía contemporánea con Javier Vallhonrat en EFTI (Madrid) gracias a la beca de Art Photo Bcn, y en 2018 gané la beca de fotografía y periodismo del Albarración, por lo que pude estudiar fotoperiodismo y reportaje en el mismo centro.

He expuesto en diversos espacios nacionales e internacionales.

Photo Alicante VII, Alicante. | Galería Theredoom, Madrid. | Les Rencontres d’Arles, Francia. | Sala Cultural CC Pati Llimona, Barcelona. | Galeria Officine, Roma. | Salla Coll, Gandía. | Photon Festival, Valencia. | Encuentros de Fotografía y Periodismo de Albarracín (XIX) | Sala de Cultura Marqués de González de Quirós, Gandía.

Participo en varias ponencias de distintos festivales y escuelas especializadas. Mi pasión reside en la ilusión por acercar la fotografía a todos los públicos.

Madphoto, Madrid. | Festival We Are Photo, Huelva. | Museo Molinos del Río, Murcia. Photobook Club Castellón. | Escuela, El recreo, Murcia | Escuela Mistos, Alicante | Jornadas de fotografía Platja d’Aro, Girona. | AFSA, Museo de Bellas Artes, Xàtiva | Mesa Redonda, XIX Seminario de Fotografía y Fotoperiodismo Albarracín | Mini Hub Under 30, La Fábrica, Madrid. | Universidad Rey Juan Carlos, Madrid. | Festival «Jornadas Invisibles», Córdoba. | Escuela Too Many Flash, Madrid

He ganado varios premios y becas de fotografía.

3º Premio Nikon Photo Contest, Tokyo. | Beca EFTI en el festival Art Photo Bcn y Encuentros de Fotografía y Periodismo de Albarracín (XIX) | Mención de honor en Encuentros fotográficos Gijón. | Mención de honor en Life Frimer, Londres. | Finalista en ING Unseen Talent Award, Amsterdam. | Finalista en Royal Photographic Society, Londres. | Finalista en Fòrum Fotogràfic Can Basté, Barcelona.

Aquí algunos lugares donde he publicado y me han entrevistado.

La Tribu, Revista Neo2, GodArt Lab, Raïm,
Mujeres mirando Mujeres por Esther González, PAC (Plataforma de Arte Contemporáneo), Spoonful, entre otros.

He autopublicado dos fotolibros.

Y voy por el tercero.

· Human 2019, autopublicado.
· Retrato 2017, autopublicado.

Si has llegado hasta aquí queriendo saber un poco más de mí, aquí te dejo algunos secretos:

· Desde los 9 años me he ido mudando de ciudad en ciudad. Por lo que se podría decir que soy ciudadana del mundo, o madrileña en Valencia. A veces Londres (un aire a Virginia Wolf tengo, para qué engañarnos).

· Me pusieron Bárbara de nombre porque significa guerrera. Tranqui, ya nos iremos conociendo.

· Soy la pequeña de tres hermanos, por lo que eso me ha hecho ser persuasiva hasta la saciedad. Y ser rápida a la hora de comerme las patatas fritas, que por cierto, soy adicta.

· Soy Géminis: Todo un terremoto. Pero transmito mucha calma.

· Creo que en otra vida fui una gata. A los 14 sufrí una neumonía, a los 17 una sepsis y a los 20 me atropelló un camión. Eso significa que me quedan cuatro vidas más.

· Soy un culo inquieto: Siempre con ganas de descubrir lugares y personas nuevas.

· Tengo la mejor madre del mundo. De ella aprendí, entre muchas otras cosas, que la única manera de no sentir que he fracasado es seguir mis propios valores. Creo que en ese sentido lo estoy haciendo bien.


¿Y ahora qué?

Ahora escríbeme si crees que puedo ayudarte.



CUÉNTAME TU HISTORIA

    Cuéntame tu historia y cómo crees que puedo ayudarte.

    Quiero escuchar tu historia. Seguro que es incréible.